Trabajar en equipo supone llegar mucho más lejos de lo que llegaría una persona sola con sus medios. Eso sí, es un proceso más lento que precisa de convicción en el método y perseverancia para aplicarlo.

A día de hoy, nadie duda de las grandes ventajas de trabajar en equipo. A pesar de ello, es una de las metodologías que brillan por su ausencia en una gran parte de organizaciones de nuestro entorno cultural ¿Por qué resulta tan difícil implementar esta forma de trabajo? Las claves del trabajo en equipo son conocidas y también sencillas:

  1. Habilidades complementarias que provocan que 1 más 1 siempre sea más de 2. El trabajo multidisciplinar y/o el que combina inteligentemente diferentes puntos de vista enriquece cualitativamente el resultado de cualquier proyecto. El trabajo en equipo ensalza y aprovecha la diversidad, donde el pensar diferente, lejos de ser penalizado, es un valor preciado.
  2. Compromiso con una visión común, en la que es necesario militar y abanderar aunque no siempre coincida totalmente con nuestra visión particular.
  3. Objetivos de rendimiento, en los que se define el punto de equilibrio entre talento y resultados de contribución al proyecto.
  4. Método de trabajo consensuado, que tiene qué ver no tanto en lo que hacemos sino en cómo lo hacemos, aspecto que garantiza eficiencia a todos niveles.
  5. Responsabilidad compartida en los resultados, sean de éxito o de aquellos que proponen retos de mejora.

Es evidente pues que la dificultad no se fundamenta en la falta de conocimiento sobre las claves del método, si no en la falta de conciencia plena sobre cómo nos colocamos emocionalmente en las organizaciones.

La implementación del trabajo en equipo precisa, cuando menos, un sano nivel de autoestima, generosidad con los demás y con uno mismo, espíritu cooperativo, entusiasmo, satisfacción en el acto de compartir, pasión y alto nivel de motivación personal, entre otros.

En definitiva, la auténtica clave radica en el liderazgo personal y profesional, sustentada sobre las sólidas bases de la planificación y la organización.

¿Trabajamos en equipo?